"...las caricias, los besos, la estimulación de las zonas más sensibles de nuestra pareja, aquellas que sabemos que pueden encender la llama de la excitación..."