Prostitutas

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 17: Corazones solitarios

...lo hice tan fuerte que me dolió, pero era parte del castigo que merecía. Allí grité. Grité y luego grité más fuerte. Parte de mí quería que todos mis vecinos oyeran que me estaba masturbando… o que estaba teniendo relaciones sexuales con alguien. Quedé acostada de lado, con el cuerpo en un almohadón y la cabeza en otro...

Buscando prostitutas para mi esposo. Capítulo final. La universitaria.

...Eireen miró a su compañera de cama un segundo y encontró en sus ojos la aprobación que necesitaba. Se subió a horcajadas sobre uno de los muslos masculinos y sus dedos buscaron el elástico de la cintura del calzoncillo. Tony pudo notar la humedad del sexo de la prostituta contra su piel. Se debía haber calentado bien con su mujer porque el flujo parecía abundante...

Relato erótico exclusivo

Buscando prostitutas para mi esposo

"...Lentamente, enfundaba todo el erecto pene en su garganta hasta que su chata nariz rozaba el vello del pubis masculino..."

Relato erótico exclusivo

Ir a la barra de herramientas