Infidelidad consentida

Una buena esposa sumisa

Y cuando sentía la proximidad de mi orgasmo me conminaba a resistirme a él y a esperar más adelante su autorización. Creo que yo ya estaba instalada en una especie de estado orgásmico continuado. Fascinada y entregada.

Un buen marido

La vergüenza puede provocar una gran excitación sexual. Puede ser fuente de un gran y prohibido placer que toda mujer debería conocer y disfrutar como yo he aprendido a hacerlo...

Mi marido y mis vídeos

"Empecé a desnudarme con bastante nerviosismo. Notaba las manos temblar. Una vez completamente desnuda, cerré los ojos y pensé en lo que iba a pasar. Los nervios pasaron para dejarme una completa sensación de felicidad. Encendí una cámara escondida. Me subí a la mesa y me giré para tumbarme de espaldas. Me abrí de piernas, me puse el antifaz y esperé."

El dinero lo puede todo

... y Dorian lo oyó, y me preguntó si siempre había usado preservativo... Le dije que sí, y me dijo que él quería ser el primero. Que no lo hiciera contigo sin condón hasta después de la noche, o si no se anularía el trato...

Buscando prostitutas para mi esposo

"...Lentamente, enfundaba todo el erecto pene en su garganta hasta que su chata nariz rozaba el vello del pubis masculino..."

Relato erótico exclusivo

Ir a la barra de herramientas