"-Vamos Leti, sé sincera… -llegué con mis dedos a su entrepierna y sentí el calor de su sexo atravesando la tela, ella entrecerró los ojos y abrió su boca- ¿te gusta? –Como no respondió presioné con mayor intensidad sintiendo la división de su vagina bajo mis dedos- si te gusta te la chupo- le dije al oído; estaba borracha y descontrolada..."