Dominación

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 21: El club de los selectos

Todas esas incógnitas me despertaban una increíble y morbosa sensación, me fascinaba estar rompiendo con esos modelos sociales que tanto tiempo me habían apresado y que no me habían permitido expresar mi sexualidad a gusto.

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 18: Atando cabos

...hizo fuerza para medir la rigidez de mis nudos y no pudo moverse en absoluto. Me agradó mucho verla atada de esa forma, de rodillas en mi cama, con la cara contra el colchón; era una imagen muy erótica ya que su cola había quedado apuntando al techo y la falda se le había subido bastante. Le acaricié...

Revisando el examen

...Me acerqué descorazonada y al llegar a Vera, Salín se adelantó y me dio una bofetada seca y desprovista de emociones. Caí de rodillas, tan estupefacta y con los ojos tan llenos de lágrimas que no entendía nada. Vera no paraba de succionar su polla llenando de ruidos extraños la habitación...

Sex & The City

"...Delicado satén en las sábanas que acogerá mi lujuria desatada. Y un enorme espejo frente a la cama reflejará las escenas más sucias. Esa lascivia brutal de una fiera en celo. La música invade la estancia. This city never sleeps. Eurythmics. Esa canción saca la puta perfecta que hay en mí..."

El dinero lo puede todo

... y Dorian lo oyó, y me preguntó si siempre había usado preservativo... Le dije que sí, y me dijo que él quería ser el primero. Que no lo hiciera contigo sin condón hasta después de la noche, o si no se anularía el trato...

La decisión acertada

"...bajó despacio hasta quedar arrodillada frente a él e introdujo su miembro en la boca. Lamió, chupó y saboreó sin prisa. Notaba la mandíbula dormida, como anestesiada por efecto de la mordaza..."

Relato erótico exclusivo