Y cuando sentía la proximidad de mi orgasmo me conminaba a resistirme a él y a esperar más adelante su autorización. Creo que yo ya estaba instalada en una especie de estado orgásmico continuado. Fascinada y entregada.