"...la boca de Zoey jugó con los pezones hasta endurecerlos tanto que solo soplar sobre ellos producía pequeñas descargas de placer. Sobó y amasó los pequeños senos hasta dejar sus dedos marcados ..."