Coche

Una noche en mi Taxi

... alcé la mirada hacia Nuri, la cual también estaba a punto de caramelo. No sé si sería la situación, o el hecho de ver a su querida amiga abalanzarse sobre una polla como una leona sobre su presa, pero lo cierto es que todo aquello había hecho mella en mi querida Nuri, la cual se estaba masturbando lentamente, con una mano metida en los pantalones mientras no se perdía detalle de cómo me la chupaba su amiga ...

El valor de la amistad

"...en el preciso momento en que sentí el pene frotándose contra mi clítoris, me arrepentí de permitirle semejante cosa, esto ya era ir muy lejos, pero no podía detenerlo. Mejor dicho, no quería..."

Relato erótico exclusivo

Ir a la barra de herramientas