"...compartiendo este momento con mi novia. Casi como si me leyera la mente, se agachó al mismo tiempo que yo lo hice. Separé las nalgas de la pelirroja y observé su lindo culito, ella separó las piernas instintivamente y Lara pasó la lengua por esa rosada rajita. No esperé más, me lancé de boca entre esos blancos glúteos y empecé a lamer..."