"..tomó mi mano derecha y la apoyó sobre su pubis. Sentí suavidad, tibieza, delicadeza y también sentí que el corazón se me estaba saliendo por la boca..."