Anal

Mi marido y mis vídeos

"Empecé a desnudarme con bastante nerviosismo. Notaba las manos temblar. Una vez completamente desnuda, cerré los ojos y pensé en lo que iba a pasar. Los nervios pasaron para dejarme una completa sensación de felicidad. Encendí una cámara escondida. Me subí a la mesa y me giré para tumbarme de espaldas. Me abrí de piernas, me puse el antifaz y esperé."

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 18: Atando cabos

...hizo fuerza para medir la rigidez de mis nudos y no pudo moverse en absoluto. Me agradó mucho verla atada de esa forma, de rodillas en mi cama, con la cara contra el colchón; era una imagen muy erótica ya que su cola había quedado apuntando al techo y la falda se le había subido bastante. Le acaricié...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 17: Corazones solitarios

...lo hice tan fuerte que me dolió, pero era parte del castigo que merecía. Allí grité. Grité y luego grité más fuerte. Parte de mí quería que todos mis vecinos oyeran que me estaba masturbando… o que estaba teniendo relaciones sexuales con alguien. Quedé acostada de lado, con el cuerpo en un almohadón y la cabeza en otro...

Revisando el examen

...Me acerqué descorazonada y al llegar a Vera, Salín se adelantó y me dio una bofetada seca y desprovista de emociones. Caí de rodillas, tan estupefacta y con los ojos tan llenos de lágrimas que no entendía nada. Vera no paraba de succionar su polla llenando de ruidos extraños la habitación...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 16: Juventud, divino tesoro

...permanecía muda, pero al parecer alguien le había alcanzado un dildo y ahora castigaba su almejita con él, recibiendo constantes miradas de todas las presentes, le estábamos brindando la atención que a ella tanto la excitaba, tenía la certeza de que allí estaba su morbo, en sentirse deseada, por quien fuera...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 15: El cuarto poder

...provocando que yo gimiera entrecortadamente al recibir cada sacudida. Acaricié mis labios vaginales y al mismo tiempo le pedía a esa hermosa muchachita que me diera más. Entre jadeos y suspiros no hacía otra cosa que repetir la palabra “más” y ella comprendió que podía ser más ruda conmigo...

Sex & The City

"...Delicado satén en las sábanas que acogerá mi lujuria desatada. Y un enorme espejo frente a la cama reflejará las escenas más sucias. Esa lascivia brutal de una fiera en celo. La música invade la estancia. This city never sleeps. Eurythmics. Esa canción saca la puta perfecta que hay en mí..."

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 6: Compañeras y algo más.

"...sonreí porque sabía que me estaba filmando, si ella quería tener un lindo recuerdo de este momento, yo se lo daría. Succioné su clítoris con fuerza para que el chasquido que producían mis labios al soltarlo se pudiera escuchar, al menos por debajo de la música..."

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 5: Reacción inesperada.

"..nos desnudamos por completo, ya no había pudor entre nosotras. Le hice señas para que me acompañara al baño. Abrí la ducha y en cuanto el agua salió tibia, nos metimos debajo. Acaricié su cuerpo mojado, tenía una figura admirable y la piel sumamente suave. Todo cuanto deseaba era sentir su cuerpo..."

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 4: Descarga emocional

"...cuando llegó el momento de tocar su clítoris me tembló un poco la mano, pero ella se mantuvo a la expectativa y me animé a seguir. Froté su botoncito tiernamente. En pocos segundos el ritmo de su respiración fue aumentando y con esto yo sabía que podía mover más rápido mis dedos..."

Por |20/04/2014|Categorías Intenso, Lésbicos, Relatos eróticos|Etiquetas: , , , , , |Sin comentarios