Relatos eróticos

Revisando el examen

...Me acerqué descorazonada y al llegar a Vera, Salín se adelantó y me dio una bofetada seca y desprovista de emociones. Caí de rodillas, tan estupefacta y con los ojos tan llenos de lágrimas que no entendía nada. Vera no paraba de succionar su polla llenando de ruidos extraños la habitación...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 16: Juventud, divino tesoro

...permanecía muda, pero al parecer alguien le había alcanzado un dildo y ahora castigaba su almejita con él, recibiendo constantes miradas de todas las presentes, le estábamos brindando la atención que a ella tanto la excitaba, tenía la certeza de que allí estaba su morbo, en sentirse deseada, por quien fuera...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 15: El cuarto poder

...provocando que yo gimiera entrecortadamente al recibir cada sacudida. Acaricié mis labios vaginales y al mismo tiempo le pedía a esa hermosa muchachita que me diera más. Entre jadeos y suspiros no hacía otra cosa que repetir la palabra “más” y ella comprendió que podía ser más ruda conmigo...

Buscando prostitutas para mi esposo. Capítulo final. La universitaria.

...Eireen miró a su compañera de cama un segundo y encontró en sus ojos la aprobación que necesitaba. Se subió a horcajadas sobre uno de los muslos masculinos y sus dedos buscaron el elástico de la cintura del calzoncillo. Tony pudo notar la humedad del sexo de la prostituta contra su piel. Se debía haber calentado bien con su mujer porque el flujo parecía abundante...

Relato erótico exclusivo

Sex & The City

"...Delicado satén en las sábanas que acogerá mi lujuria desatada. Y un enorme espejo frente a la cama reflejará las escenas más sucias. Esa lascivia brutal de una fiera en celo. La música invade la estancia. This city never sleeps. Eurythmics. Esa canción saca la puta perfecta que hay en mí..."

Una noche en mi Taxi

... alcé la mirada hacia Nuri, la cual también estaba a punto de caramelo. No sé si sería la situación, o el hecho de ver a su querida amiga abalanzarse sobre una polla como una leona sobre su presa, pero lo cierto es que todo aquello había hecho mella en mi querida Nuri, la cual se estaba masturbando lentamente, con una mano metida en los pantalones mientras no se perdía detalle de cómo me la chupaba su amiga ...

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 14: Bajo la superficie

...Ana masturbaba enérgicamente a la otra monjita, el viscoso ruido que producían los dedos al entrar llegaba hasta nuestros oídos, esperaba que Anabella estuviera disfrutando de la escena tanto como yo aunque no se animara a expresarlo...

Por |13/06/2014|Categorías Lésbicos, Relatos eróticos, Suave|Etiquetas: , , , , , , |53 Comentarios

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 13: ¿Amistad o Deseo?

"...compartiendo este momento con mi novia. Casi como si me leyera la mente, se agachó al mismo tiempo que yo lo hice. Separé las nalgas de la pelirroja y observé su lindo culito, ella separó las piernas instintivamente y Lara pasó la lengua por esa rosada rajita. No esperé más, me lancé de boca entre esos blancos glúteos y empecé a lamer..."

Por |25/05/2014|Categorías Intenso, Lésbicos, Relatos eróticos, Tríos|Etiquetas: , , , , |48 Comentarios

Me niego a ser lesbiana. Capítulo 12: Impacto y caída

"-Vamos Leti, sé sincera… -llegué con mis dedos a su entrepierna y sentí el calor de su sexo atravesando la tela, ella entrecerró los ojos y abrió su boca- ¿te gusta? –Como no respondió presioné con mayor intensidad sintiendo la división de su vagina bajo mis dedos- si te gusta te la chupo- le dije al oído; estaba borracha y descontrolada..."

Todo tiene un precio

"...se arrastró sobre el sillón atraída por el olor de los billetes, era una buena forma de ganarse una buena suma de dinero en cuestión de pocos minutos, aunque en realidad no quisiera hacerlo. En cuanto Julio supo que ella estaba decidida a cumplir con su parte del trato comenzó a quitarse la ropa..."

Relato erótico exclusivo

Ir a la barra de herramientas