"Luego me tapó los ojos con un antifaz. Noté el roce del látex sobre mi piel desnuda. Me pellizcó los pezones y me los retorció..."